Editorial

La educación inclusiva no trata únicamente de la discapacidad y de colocar a niños con discapacidad en escuelas y clases regulares. La educación inclusiva trata de ampliar el sistema escolar para lograr mejoras (políticas, prácticas, actitudes, entornos y la provisión de recursos), permitiendo que todos los niños y todas las niñas puedan participar en una educación de calidad en su escuela local.

Si usted es un lector/a frecuente de la ‘Revista Enabling Education’ y del sitio web de EENET, ya estará entonces familiarizado con estas ideas. No obstante, aunque la educación inclusiva no aborda exclusivamente la discapacidad, la inclusión de los niños y niñas con discapacidad constituye uno de los aspectos esenciales de la misma.

Durante muchos años ha existido la preocupación de que el movimiento para la ‘Campaña Mundial de Educación’ y enfoques como el de las Escuelas Amigables con la Infancia, no han abordado siempre y de forma adecuada las necesidades específicas de acceso y participación de las niñas y los niños con discapacidad. Los enfoques amplios de la educación inclusiva no han representado siempre mejoras para la infancia con discapacidad; aunque si que provocan cambios en cuanto a la calidad general de la educación, la práctica docente, las actitudes,…etc., algunas barreras específicamente vinculadas a las niñas y a los niños con discapacidad no siempre pueden ser resueltas a través solamente de mejoras de carácter general.1 Y sin embargo, algunos programas de educación inclusiva son reticentes a la hora de realizar intervenciones específicas sobre la discapacidad.

Esta realidad representa un dilema para las personas que implementan los programas educativos y para los legisladores. Si adoptan un enfoque demasiado amplio, se arriesgan a infravalorar los detalles de las necesidades de los estudiantes con discapacidad. Si por el contrario adoptan un enfoque basado en la discapacidad, se arriesgan a ser criticados por no considerar “un contexto más global” de la inclusión y del cambio del sistema escolar en general.

Sin embargo, los programas y las políticas no tienen que adoptar un único y excluyente enfoque. Es totalmente posible (de hecho, deseable) que un programa o política de educación inclusiva adopte un enfoque “combinado”, mediante el que se trabaja en mejoras en la ampliación del sistema escolar al mismo tiempo que se abordan las necesidades específicas de los estudiantes individuales y, en particular, las de aquellos con discapacidad. Abordar las necesidades específicas de las niñas y los niños con discapacidad también está relacionado con la pedagogía centrada en el niño, que constituye un enfoque clave a la hora de mejorar la calidad general de la educación.

Evidentemente, la idea de un enfoque “combinado” no es nueva pero a veces nos olvidamos de ella. Por lo tanto, pensamos que era un buen momento para publicar una edición del boletín de noticias que estimulase nuestros pensamientos acerca de cómo se pueden abordar las necesidades relacionadas con la discapacidad dentro de la educación inclusiva y mediante la utilización de este enfoque combinado.

El momento no podría ser más adecuado, ya que el tema de la Campaña Mundial de Educación 2014 será la discapacidad y la educación inclusiva. La campaña tiene una audiencia enorme, constituida por legisladores y profesionales y adopta un enfoque de derechos con respecto a la educación. Por lo tanto, se centrará en la educación inclusiva como ingrediente clave para promover el derecho a la educación de todas las niñas y todos los niños, incluyendo a aquellas y aquellos que tengan una discapacidad. La campaña también reconoce la importancia de un enfoque combinado, proporcionando recomendaciones a los gobiernos nacionales y a la comunidad internacional para que realicen acciones que apoyen los cambios sistemáticos e intervenciones que ofrezcan un apoyo individualizado a los estudiantes marginados y discapacitados.

Los artículos de este boletín de noticias proporcionan una variedad de perspectivas y ejemplos de la inclusión de la infancia con discapacidad. Como editoras, no vamos a presentar aquí nuestros juicios sobre si cada artículo describe un enfoque combinado de la educación inclusiva o no, sino que les invitamos a que reflexionen sobre los artículos y quizás hagan comentarios o compartan sus propias experiencias a través de nuestra página de Facebook2. Si le gustaría averiguar más información acerca del enfoque de educación inclusiva, consulte a Rieser (2013), cuyos detalles bibliográficos aparecen en el pie de página 1. El artículo sobre Camboya también proporciona una descripción sencilla del enfoque combinado.


Entender la educación inclusiva desde un enfoque combinado puede ser confuso para los legisladores y los profesionales. Los artículos de Camerún, la India y Malasia proporcionan una reflexión personal sobre el viaje de los profesionales hacia el entendimiento y la implementación de la educación inclusiva. En particular, el artículo de la India reflexiona sobre la evolución del pensamiento, de un enfoque de la discapacidad basado en las necesidades especiales, a una perspectiva de educación inclusiva.

El profesorado y su formación fue el tema de la Campaña Mundial de Educación en 2013. Las páginas centrales de esta edición, así como el póster interior, presentan 5 estrategias clave para asegurar que el profesorado esté más capacitado para desarrollar una educación de calidad y apoyar a los estudiantes con discapacidad. El artículo sobre Bulgaria también comparte este proceso de replanteamiento con respecto a cómo se forma al profesorado sobre la discapacidad y la inclusión.

Dentro del enfoque combinado sobre la educación inclusiva, la provisión de apoyo específico a las niñas y a los niños con discapacidad se facilita con frecuencia a través del profesorado itinerante, tal y como se describe en los artículos de Camboya y Togo. Estos profesionales en particular trabajan con estudiantes específicos y con el profesorado regular. Igualmente, los centros de recursos y los equipos multidisciplinarios pueden apoyar cambios generales en la escuela, abordando las necesidades de aprendizaje y de participación, tal y como perfilan los artículos de China y Moldova.

La importante contribución que las personas con discapacidad pueden aportar a la educación inclusiva se explica en dos artículos. En Irak, las perspectivas de las personas con discapacidad han sido incluidas en la formación del profesorado, mientras que en Papúa Nueva Guinea, personas sordas han sido formadas como docentes asistentes, apoyando de esta manera la inclusión de los estudiantes sordos.

Sorprendentemente las voces de la infancia están ausentes en nuestra colección de artículos de este año. Por lo tanto, animamos a nuestros lectores a que reflexionen sobre la importancia de escuchar las opiniones de las niñas y los niños sobre la educación inclusiva y compartan con nosotros (y con la red de trabajo global) sus experiencias a la hora de facilitar que la infancia opine sobre la inclusión/ exclusión, la discriminación, la diversidad, los derechos de la discapacidad, ..etc.

 

1 Para obtener un análisis crítico detallado de estos aspectos, véase: Rieser, R (2013) ‘Teacher Education for Children with Disabilities: Literature Review’. Preparado para UNICEF, Nueva York. http://bit.ly/18AGOAi
2Página de EENET en Facebook: http://on.fb.me/1gIbwtW

 

Acercándonos a la Campaña Mundial de Educación 2014 (la Semana de Acción Global es en mayo), le pedimos que participe en la Coalición CME nacional en su país. Utilice la oportunidad proporcionada por dicha campaña mundial para incrementar o mejorar los esfuerzos de defensa y los intentos de ejercer presión mostrando sus iniciativas para promocionar la educación inclusiva. Igualmente, anime y apoye a los actores de la educación regular a que promocionen de forma activa la educación inclusiva y a que piensen en temas relacionados con la discapacidad. ¡Hagamos una campaña vibrante!

Información útil:

Esta edición del boletín de noticias ha sido publicada conjuntamente por EENET y el Consorcio Internacional sobre Discapacidad y Desarrollo (IDDC en sus siglas en inglés), el cual es una red de trabajo de organizaciones ONG que trabajan sobre la discapacidad y la inclusión en el desarrollo. El grupo de tareas sobre la educación inclusiva del IDDC participa en varias actividades para apoyar la educación inclusiva y proporcionar consejo a los profesionales en el campo y a los legisladores, estando involucrado activamente en el proceso de información e implementación de la Campaña Mundial de Educación.

Puede contactar con el IDDC en:
Rue Washington 40, B-1050 Bruselas, Bélgica

www.iddcconsortium.net

Estamos muy agradecidos a las siguientes organizaciones, muchas de las cuales son miembros del IDDC, por patrocinar esta publicación:

Atlas Alliance
CBM logo
Handicap International logo
Light for the World
NAD
NFU
NORAD
Save the Children

 

 

 

Reference:
Link: http://www.eenet.org.uk/resources/eenet_newsletter/eer2_spanish/page2.php
Published in: Enabling Education Review 2_